Skip to main content

VIDEO: Hombre de 98 años emociona al contar cómo conoció al amor de su vida y por qué lo perdió

En un encuentro fortuito en Buenos Aires, más precisamente en la avenida Corrientes, Armando, un hombre de 98 años, compartió con el mundo digital una historia de amor que capturó el corazón de millones. Mientras participaba en un proyecto digital que busca recabar historias de vida interesantes, Armando dejó una profunda impresión al relatar cómo encontró, y eventualmente perdió, al amor de su vida.

Hernán Danolfo, a través de una publicación en redes sociales, difundió el emotivo testimonio de este hombre, que en poco tiempo acumuló más de 2 millones de reproducciones y 230 mil ‘me gusta’, además de miles de comentarios de personas conmovidas por la narrativa.

La historia de Armando comenzó con un encuentro casual en Retiro, donde ayudó a una joven de 21 años, cuyo taco de zapato se había roto. “Yo le dije: ‘agárrese de mí’”, recordó Armando sobre ese primer encuentro. Este gesto de caballerosidad marcó el inicio de una relación que, a pesar de su intensidad inicial, enfrentaría desafíos insuperables. A través de sus palabras, donde aclaró que se enamoró “con locura, a los 23 años”, se percibe la profundidad de sus sentimientos.

Sin embargo, la diferencia de clases sociales jugaría un papel determinante en su separación. Él, originario de Once, y su amada de Recoleta, pertenecían a mundos distintos. “No estaba a la altura. La forma de vida de ella era muy distinta a la mía”, explicó al detallar las razones de su separación. Esto se hizo más evidente cuando su hermana menor señaló que los zapatos de la chica eran traídos de Francia, simbolizando las distancias económicas y culturales entre ellos.

A pesar de estar “muy enamorado” y haber comprado muebles con la intención de casarse, Armando comenzó a distanciarse. “Me esperaba el sábado y no iba; el domingo y tampoco”, expresó con nostalgia, evidenciando el gradual alejamiento hasta que finalmente dejaron de verse por completo. Cuando se le preguntó si se había vuelto a enamorar, su rápida respuesta fue “más o menos”, sugiriendo que, aunque pudo haber tenido otros afectos, ninguno igualó la intensidad de su primer amor.

La historia resuena especialmente por la claridad con la que Armando recuerda los detalles de su juventud, brindando una ventana a una época pasada y a un amor que, a pesar de no florecer completamente, dejó una marca indeleble en su vida. “Es increíble estar con una persona de 1926 caminando por calle Corrientes con tanta cordura”, comentó Danolfo, reflejando el asombro y la admiración por la lucidez de Armando.

Este relato no solo emocionó a los usuarios de redes sociales sino que también resaltó la capacidad de los encuentros humanos para generar conexiones profundas, revelando historias que, de otro modo, permanecerían ocultas.