Skip to main content

4 padecimientos con los que se confunde el dolor de apendicitis: identifica antes de reventarse

El dolor de apendicitis es uno de los más peligrosos, porque de no reducir la inflamación a tiempo, existe el riesgo de perforarse, causando graves complicaciones. El problema es que debido a que este tipo de dolor es un síntoma compartido con otros problemas de salud, el diagnóstico es tardío. Descubre con qué se confunde el dolor de apendicitis.

 Mujer con dolor abdominal por apendicitis

El dolor de apendicitis siempre es una emergencia médica. Ocurre cuando una infección o inflamación afecta a este pequeño órgano con forma de tubo, adherido al intestino grueso. De acuerdo con información del Instituto Médico Cleveland Clinic, la ubicación del apéndice facilita que se obstruya o se infecte a causa de las bacterias que alberga el colon.

¿Qué causa la apendicitis?
Algunas de las causas más comunes de la apendicitis son los fecalitos o depósitos fecales endurecidos que quedan atrapados en la abertura del apéndice, transportando bacterias que terminan en una infección.

La inflamación en el colon a causa de la colitis o padecer enfermedad inflamatoria intestinal son condiciones que pueden afectar al apéndice, debido a que la inflamación que ocasionan se extiende hasta irritarlo.

 Ilustración de apendicitis inflamada

Otros factores que pueden contribuir a la inflamación del apéndice son la presencia de tumores, parásitos o fibrosis quística. Aunque se cree que comer alimentos con semillas o nueces puede causar apendicitis, lo cierto es que comer alimentos ricos en fibra reduce el riesgo.

¿Cómo saber si es apendicitis u otro dolor?
Saber si estás experimentando un dolor de apendicitis o algo diferente puede ser un poco confuso, incluso para los especialistas de la salud, ya que algunos síntomas pueden parecerse a otras afecciones. Aquí te comparto algunos síntomas clave para distinguir entre el dolor de apendicitis y otros tipos de dolor abdominal:

  • Ubicación del dolor: el dolor de apendicitis comienza alrededor del ombligo; posteriormente, se desplaza hacia la parte inferior derecha del abdomen. Si sientes un dolor intenso en esa área, podría ser una señal de alerta que no deberías ignorar.
  • Intensidad del dolor: el dolor de apendicitis empeora con el tiempo y se vuelve más intenso y constante.
  • Sensibilidad al tacto: presionar suavemente en el área dolorida puede provocar una sensación de dolor agudo en el caso de la apendicitis.
  • La fiebre es característica de la apendicitis, junto con otras señales como náuseas, vómitos o pérdida de apetito. Si tienes estos síntomas, junto con el dolor abdominal intenso, podría tratarse de apendicitis.

 Mujjer con dolor abdominal por apendicitis

¿Dónde presionar para saber si es apendicitis?
Ante un dolor abdominal intenso, lo mejor es saber dónde palpar para identificar la causa de la molestia. Si deseas saber dónde presionar para saber si es apendicitis, lo primero que debes hacer es lavarte las manos; posteriormente, deberás encontrar el punto McBurney, la zona donde generalmente duele más si tienes apendicitis.

Para encontrarlo, primero localiza tu ombligo y luego desplázate presionando suavemente con la punta de tus dedos hacia la parte derecha de tu abdomen, aproximadamente a un tercio de la distancia entre tu ombligo y la cadera. En esa zona es donde deberás identificar si hay dolor o sensibilidad.

 Mujer se palpa la zona abdominal por dolor de apendicitis

¿Con qué problemas de salud se confunde la apendicitis?
Una de las principales razones por las que se complica el diagnóstico de apendicitis es porque este tipo de dolor se confunde con otros problemas de salud, entre ellos los siguientes:

  • Gastroenteritis aguda: la gastroenteritis puede causar dolor abdominal, náuseas, vómitos y diarrea, lo cual puede ser similar a los síntomas de la apendicitis.
  • Problemas de riñón: las infecciones o cálculos en los riñones pueden ocasionar dolor en la espalda baja; en algunas ocasiones, irradian hacia el abdomen y se confunden con la apendicitis.
  • Cólicos menstruales: los cólicos menstruales pueden provocar dolor abdominal en la parte inferior del vientre, que podría confundirse con el dolor de apendicitis.
  • Problemas intestinales: afecciones como la enfermedad inflamatoria intestinal o la diverticulitis pueden causar dolor abdominal, lo que podría confundirse con apendicitis.
  • Ovulación: en algunas ocasiones, la ovulación puede causar un dolor leve en la parte inferior del abdomen, a la altura de los ovarios, confundiéndose con el dolor de apendicitis.

 Ilustración de apendice inflamada

Ahora que ya sabes con qué se confunde el dolor de apendicitis y dónde palpar exactamente en caso de presentar dolor abdominal intenso, no lo tomes a la ligera. ¡Cuídate mucho!