Skip to main content

Alicia Machado y su concepto de lo que significa estar bella a los 46 años

Alicia Machado tiene una relación muy especial con la belleza, que explica sus recientes comentarios sobre en qué prefiere que se fijen los hombres sobre ella y sus críticas a las nuevas reglas del Miss Universo. Sorprendentemente, la ganadora de ese concurso en 2016, actriz y empresaria venezolana no deja de tener lógica cuando explica sus planteamientos.

Así lo hizo durante una entrevista con Yahoo Vida y Estilo para promover 'Juego de Mentiras', la serie de la cadena Telemundo en la que interpreta a la senadora Alejandra Edwards, una mujer mexicana-americana, que "a pesar de que es muy bella por fuera, tiene fealdad adentro", indicó Machado, quien se declaró agradecida por "la oportunidad de crear una villana con tanta complejidad, narcisista, obsesiva, pero al mismo tiempo muy empoderada y enfocada".

Esos dos últimos adjetivos son parte de las cosas que admira en las mujeres y que piensa que son esenciales para ganar en un concurso de belleza, pero no por eso hay que olvidarse de lo que se está buscando allí. "Yo nunca voy a quitarle importancia a la belleza. Gracias a eso es que he podido lograr todo lo que he conseguido en mi vida. Fue lo que me abrió la puerta", explicó Machado, quien no entiende que se vea mal evaluar la apariencia en un certamen diseñado para eso.

Fue lo que quiso decir cuando criticó la presión a la que están sometidas las concursantes con las nuevas reglas del Miss Universo, un concurso que ganó cuando apenas tenía 19 años. "Yo siempre he estado muy peleada con el tema de que a las mujeres nos viven acusando, nos viven señalando y clasificando como blancas, negras, gordas, bajitas, por todo nos discriminan... Ahora también nos van a discriminar por la inteligencia, es un certamen de belleza", dijo en su momento y lo repitió: "La mujer perfecta no existe".

En su mejor momento

No hay dudas de que Alicia Machado sigue siendo una mujer hermosísima. La venezolana comenzó a acercarse más a los 50 que a los 40 tras su último cumpleaños, pero asegura que está "mejor que en muchos años", en lo físico y en lo emocional y mental. Asegura que esto es gracias a su participación en la primera temporada de 'La Casa de Los Famosos', el reality de la cadena Telemundo que además ganó el año pasado.

"Para mí fue una oportunidad para 'resetearme' en todos los sentidos. Perdí peso y me pude enfocar en hacer ejercicio y comer bien. Como estamos aislados dentro de La Casa desaparecieron un montón de presiones y me concentré en mí misma. Fueron tres meses de pausa que me cambiaron la vida", indicó.

Machado asegura que lo necesitaba "más que nunca", después de pasar la vida subiendo y bajando de peso, recibir y tratarse en secreto un cáncer de seno y lidiar con los efectos de una depresión y fibromialgia crónicas.

"Me di cuenta que hoy en día para mí ser bella es estar sana y estar en paz. Creo que si todas las mujeres aprendemos a verlo así, podremos lograr vernos como queremos. Hacerlo al revés, pensar que primero hay que vernos bien y eso nos dará salud y paz, o autoestima, es condenarnos al fracaso", aseguró.

Es lo que considera el secreto de su estabilidad y belleza actual. "Lo que se ve por fuera es como me siento", expresó.

Una senadora latina muy sensual

Machado tenía ocho años fuera de las telenovelas hasta que le llegó la oferta de trabajar en 'Juego de Mentiras'. Su último papel en un melodrama había sido en 2015, cuando formó parte del elenco de 'Lo Imperdonable', una producción de Televisa que combinó los guiones de 'La mentira' de 1965 y 'Lo imperdonable' de 1975.

Al terminar dejó la Ciudad de México tras hacer la película 'Juan Diego, el indio de Guadalupe' y viajar a España para filmar 'Juan Pablo Apóstol, el más amado'. Se mudó a Los Ángeles con la renovada meta de abrirse camino en Hollywood. Allí participó en los filmes '¡He matado a mi marido!' y 'Expiación: El fantasma de la cabaña'. Eventualmente decidió asentarse en el área Miami, donde tiene una fuerte comunidad que la abraza y donde compró un departamento en Miami Beach, con el dinero que ganó en 'La Casa de Los Famosos'.

Allí apareció la oportunidad de meterse en la piel de Alejandra Edwards. Para armar el personaje, Alicia Machado se inspiró en Alexandria Ocasio-Cortes, la hija de puertorriqueños que representa al estado de Nueva York en la Cámara de representantes.

"Me gusta mucho la energía de esa muchacha, le puse muchas cosas de la fuerza y la forma como se expresa", explicó. "Es parte de la belleza del personaje a pesar de que tiene mucho de villana".

En 'Juego de Mentiras', Machado tiene muchas escenas de cama, principalmente con el actor mexicano Pepe Gámez, quien interpreta a un jardinero llamado Chuy. También debió apelar a sus experiencias como portavoz para los latinos en la campaña a la presidencia de la demócrata Hillary Clinton para la presidencia, pues su personaje busca la reelección. Esto le reafirmó su rechazo a la política, pero al mismo tiempo su necesidad de seguir hablando por las mujeres, desde su punto de vista, porque según subrayó, "yo no he comprado eso de que hay que ser políticamente correcto".