Skip to main content

Gmail ahora se parece a WhatsApp: así son las nuevas respuestas rápidas

La última actualización de Gmail llega con un cambio de interfaz y usabilidad nunca antes visto. Google pretende amenizar los correos eléctricos y asemejarlos a las conversaciones de WhatsApp u otras aplicaciones de mensajería instantánea. Lo que ha hecho es integrar una nueva zona de texto inferior para mejorar la tasa de respuestas de los usuarios y simplificar el hecho de responder un correo electrónico.

El resultado del cambio se puede ver cuando abres cualquier correo: en la parte inferior ahora hay una entrada de texto con una serie de botones que se asemeja a la interfaz de WhatsApp. Para responder un correo ya no es necesario pulsar sobre el icono específico y que se abra una nueva pestaña: ahora basta con pulsar sobre la zona de texto y comenzar a escribir.

Gracias al cambio, el proceso de responder un correo electrónico en Gmail se simplifica y se vuelve más útil. Junto a la zona de texto se han añadido varias opciones para adjuntar archivos, cambiar el 'responder' por 'reenviar' y se ha integrado un nuevo botón de envío. Además, la doble flecha en diagonal permite abrir la interfaz clásica de respuesta para ofrecer todavía más opciones.

Gmail ha llamado a esto respuestas rápidas, por lo que la nueva interfaz está pensada para responder a un correo de forma sencilla y veloz. Para explayarse más o utilizar funciones como la programación es necesario abrir la pestaña tradicional de respuesta.

Nueva forma de responder en Gmail, mismo resultado
Ahora bien, es importante indicar que esta nueva forma de responder un correo en Gmail no cambia el resultado. Es decir, Google no ha incluido un nuevo servicio de mensajes rápidos en su gestor de correo ni nada por el estilo. Si utilizas la nueva zona texto estás redactando el mismo correo que antes, pero con una accesibilidad más sencilla.

El destinatario, independientemente de la opción que utilices, va a recibir un correo tradicional. Es decir, que este cambio de Gmail simplemente ofrece una nueva visual y funcionalidad para el emisor, pero no para el receptor. Utilízala sin miedo, pues el correo que envíes llegará a la misma bandeja de entrada de siempre.

El cambio de Gmail tiene como objetivo evitar la pereza que da enviar respuestas simples. Ya no es necesario abrir una pantalla nueva, redactar el texto y ver que todo está correcto: ahora puedes hacerlo como si enviases un WhatsApp, una acción mucho más sencilla y a la que el usuario está más acostumbrado.